Mejor no me quieras.

Mejor no me quieras.

Porque mírate. Sin necesidad de espejos ni reflejos. Tú sólo mírate bien y acepta, que si no encuentras motivos para quererte, tienes un problema. De los gordos. De los que no se pueden tapar con un parche. De los que llaman la atención, hasta ahora de todos, menos la tuya.

Porque tienes algo que resolver en tu vida contigo primero. No puedes dar dos pasos rezando a algo que no conoces porque las cosas no saldrán bien. No entiendes que el motor donde arranca todo, está en ti. En tu cabeza. En tu corazón.

Porque los otros corazones no son principio sino destino. De hecho la inmensa mayoría no son destino, sino camino. Puertos y estaciones en los que hacer paradas a respirar, sacar fotos, y darte descanso. O algún que otro ajetreo. No pierdas el corazón, por favor, a mitad de trayecto. Que te va a hacer falta de verdad.

Porque en estos días es muy poco habitual la gente que quiere con todo y que quiere de verdad. Y es muy poca la gente que entiende que si no es de esa manera, realmente no es amor.

Entiéndeme, que no es a malas. Mejor no me quieras. Mejor quiérete tu. Que las personas que valen la pena huelen la felicidad a kilómetros. Que inventarás un perfume que no se va. Que si empiezas por ahí, entenderás que en realidad ya lo has conseguido todo.

Anuncios
Publicado en blog.

9 comentarios sobre “Mejor no me quieras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s