Síndrome de abstinencia

Hace días que no escribo. Tengo síndrome de abstinencia, nostalgia de ti. Soy estúpido por naturaleza, humano por devoción. Adaptado al dolor, que no acostumbrado. 

Llevo algunos días vivo y sano pero echo de menos padecerte. Porque te has llegado a convertir en una adicción poco sana, una enfermedad de la que además eras la única cura. Dosis regulares de sonrisas y algún que otro orgasmo cuando se viene arriba el dolor. Aunque por desgracia sólo fuiste, desde el día en que nos descubrimos, puro placebo. Una melodía llena de “falsettos”, una obra casi exclusivamente de efectos especiales. 

Y no hay antivirus que valga. Ni recetas del doctor, ni camisas de fuerza, ni vestidos de doble cremallera. Una suerte de herpes en el corazón. Te cogí sin darme cuenta y ahí estás. De momento incurable y a intermitencias. Hasta ahí crees que ganas la partida.

Pero he aprendido a convivir con el recuerdo. Con las marcas que hay y los espacios que se quedaron. Y no te queda otra que joderte. Vivirás, estarás ahí, pero no voy a morirme. Estoy más vivo que nunca cuando te veo y no me dueles.
Juego,

set,

partido.

y vida. sólo MI vida.

Anuncios

3 comentarios sobre “Síndrome de abstinencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s