Cuentos para (no tan) niños – LXV

Un certificado de invalidez emocional. Al final, de algunas relaciones no puedes sacar mucho más que una baja que no prescribiría ningún médico por una nueva alergia que has adquirido a querer. Sales de ese cine en que todas las películas son o románticas o de humor y te plantas en la calle, con los ojos medio deslumbrados por la luz y sin saber muy bien cómo moverte después de días, semanas, meses (con muy mala suerte, años) sentado. El culo duele, pero es síntoma que estás vivo. Un mal mejor.

Alguien me dijo alguna vez (quizá yo mismo) que siempre se puede ir a peor. Me mentí, estoy seguro. Hay veces en que, igual que cuando te enamoras, una chispa salta y sientes que pisas fondo. Y yo que siempre he tratado la vida como una piscina, te contaré que no puedes hacer nada mejor que aprovechar para apoyarte y tomar impulso hacia la superficie. Bucea, nada, y una vez allí arriba, vuela. Porque ese día puedes convertirte en algún pajarillo que lo ve todo desde las alturas, imperial, sin miedo a nada. Porque ahí está la clave, en no tener miedo a absolutamente nada.

No seguir pasando páginas sino cerrar libros. Y no hay que quemarlos, porque esos libros no arden jamás por grande que sea la llama. Guárdalos en tu mochila, en tu armario, bien al fondo, procura que no molesten. Son parte de tu historia y del peso que llevas no detrás, sino dentro de ti. La cicatriz que nadie ve, la canción que nadie escucha. El recuerdo que siempre vuelve cuando crees haber olvidado, la ducha que jamás os disteis juntos. Son tantas cosas que se quedaron por el camino, que tienes que recordar.

Recordar siempre. Lo que no pasó y quisiste que pasara, para que no repita.

Sin rencores.

Sin amores.

Una vez que sabes que alguien nunca quiso estar ahí,

no duele la hora de decirle adiós.

Y qué bien decirte de nuevo a ti mismo
“hola, cuánto tiempo”.

Volvemos a encontrarnos.

Volvemos a VIVIR.

Anuncios

2 comentarios sobre “Cuentos para (no tan) niños – LXV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s